www.relatosdepatricia.blogspot.com

lunes, 21 de junio de 2021

La cucaracha ilusionista


 I

En la profundidad de los sueños emerge lo mágico

Para desprenderme de desatinados lazos fui adquiriendo mis precisas pertenencias “a estrenar  o apenas usados” en rastrillos “comercios de otro tipo”, donde puedes conseguir oportunidades útiles que facilitan nuestro quehacer diario.

Este proceder, el usufructuar objetos cotidianos que acomodan la existencia llevan varias décadas en muchos países pero aquí en España se fueron expandiendo no hace muchos años. El reciclado contribuye de manera significativa a reducir la basura generada en nuestra civilización. La responsabilidad y la objetividad nos conducen a  dar uso a aquellos objetos que siguen siendo de utilidad.

Recuerdo que  en otros tiempos no existía la posibilidad de comprar determinadas provisiones a precios irrisorios. Hoy día en cada ciudad por pequeña que sea concurren comercios donde se puede encontrar todo aquello que pueda habitar una casa.

Por lo general, cuando hay un deceso, la familia  contacta con empresas dedicadas al vaciado de la vivienda. El empresario realiza minucioso chequeo de enseres, elimina lo no viable y tasa el resto de componentes antes de llevarlos a tienda para posteriormente revenderlos.

Joyas, ciertos estilos de  muebles y obras de arte que pudieran tener valor terminan en manos de coleccionistas o particulares adinerados y alcanzan al igual que el resto de enseres un pago irrisorio.

Aquí se cierra el círculo, de nuevo los recuerdos que nos cortejaron y asistieron durante una fase de nuestra vida, volverán a ser sentidos por otros seres. Las estimadas pertenencias que rodearon nuestra vida, en su mayor parte  terminan a la venta en cualquier local de ONG u otras entidades cuyo fin es recoger dinero para la ayudar a  personas necesitadas.

Visitando el hogar de un sujeto se puede advertir el estado físico y mental. El orden, la higiene, la armonía y las características de los elementos que arroparon nuestro bienestar y dieron calidez al efímero trance de nuestra existencia muestran rasgos de lo que fuimos.

El tipo de libros, la calidad y estilo en las prendas de vestir, el calzado, el estilo de los muebles, la ropa de hogar, hablan del grado cultural, clase social, economía, nivel de auto exigencia y especialmente el orden de la mente.  Los objetos y reliquias son estampas de sus dueños.

Cuando visito estos bazares siento un efecto indescriptible. Es una sensación espiritual, como si partículas incorpóreas del dueño se hubieran filtrado y quedaran incrustadas en el objeto. De algunos  percibo que manan ataduras, como si el elemento se hallara con vida "como un animal de compañía" a la espera de volver a ser de nuevo observado por los mismos ojos y acariciado por las mismas manos.

II

En una de mis visitas tropecé con un buen abrigo que además de tener estilo encajaba con mi talla y ¡sorpresa!, por lo visto, el que vaciara la vivienda se olvidó de mirar los bolsillos de las prendas y al probarme el abrigo e introducir las manos en los bolsillos descubrí unos pendientes de oro y plata preciosos.

Me pregunté cómo sería ella, qué edad e imagen tendría. Posiblemente  su dueña olvidara guardarlos en su lugar una vez lucidos, quizás los exhibiera todos los días, quizás los expusiera en contadas ocasiones, quizás fueran regalo de alguien importante en su vida y los presumiera  en cada una de sus citas y más tarde, los nervios al despojar de manera acelerada sus prendas fuera la causa que le hiciera olvidar que el día anterior vistiera bellos pendientes…o quizás simplemente, ocurrió el escabroso instante, el fin que irrumpe de manera abrupta y paraliza todo lo que nos envuelve, dejando todo pendiente, todo carente de valor.

Una tarde, pasando de nuevo por uno de los locales “donde habitan los recuerdos” encontré un práctico bote de cristal para la despensa de la cocina…me dije al ser transparente podré guardar  e ir reponiendo cuando se vaya vaciando. Así que lo llevé a casa,  lavé y desinfecté ambas partes, la tapadera de cerámica y el bote de cristal.

Para que perdieran el agua los dejé boca abajo cogí un paño de cocina limpio, lo doblé en cuatro, así, durante la noche escurrirá toda el agua y a la mañana quedará seco y después de desayunar lo llenaré de frutas secas.

 

III

La mañana siguiente, al levantarme hablo a mi marido sobre la curiosidad que me hiciera despertar de madrugada mientras dormía:

Verás, hoy me despertaron voces. Recuerdo que entre sueños advertí hablar a varias personas aunque no recuerdo lo que hablaban, sin embargo una corta frase me despertó. Instintivamente reparé que las palabras iban dirigidas a mí. A la derecha, sobre la altura de pies de la cama se hallaban tres seres, dos varones muy altos  y una mujer. Ellos a ambos lados, ella en el centro. La frase era clara “Tienes una naturaleza muy fuerte”. Es lo único que escuché de manera nítida y acto seguido volví a dormir hasta la hora de alzarme. Sí responde, es muy curioso lo que te ha pasado pero no debes darle importancia, es sólo un sueño, uno más entre muchos raros que te suceden.

Lo sorprenderte fue lo que seguidamente ocurrió. Acudo como cada mañana a la cocina para preparar el desayuno y ¡AHHHHH! ¿QUÉ ES ESTO? Encuentro que en el interior del frasco de cristal volcado boca abajo sobre el paño de la cocina hay una gran cucaracha. ¡Qué horror y qué asco! ¿Cómo ha llegado esto aquí?

Nerviosa va dando vueltas en el zulo acristalado buscando de manera estéril la salida. La observo, de color pelirroja, no le falta nada, está impecable, ni una sola pata rota, sus antenas íntegras, su caparazón entero, además de gran tamaño “esto no es posible que esté sucediendo…esto no es normal” 

 

IV

Jamás habíamos tenido tal visitante en casa, ni una sola cucaracha en más de veinticinco años, pero que encima aparezca dentro del bote que lavara la noche anterior…Pero si lo dejé boca abajo…y desde luego la intrusa no se hallaba ¡qué raro es esto!

En casa no había nadie más que nosotros. No es posible que alguien entrara a la casa para dejarme una broma pesada, a no ser que se provocara gran escándalo despertando a todos los vecinos.

Así que enojada, lo primero que hago es ir directo a mi marido que se haya en la ducha…y mientras tararea tranquilo e ignorante deslizo mi mano y pellizco una de sus nalgas…HAY HAY HAY pero ¿Qué he hecho yo? a la vez que le interrogo ¿Qué macabro juego es ése que has dejado en la cocina? ¿Qué tipo de broma es esta? ¿Qué hace una cucaracha en el bote? ¡Bandido, cuatrero, has sido tú!

Y él, asombrado manifiesta enfadado “Yo no he sido”. Soy incapaz de tocar tales bichos, me resultan altamente desagradables y mucho menos esconderla para dejarla en el bote. No tiene sentido, yo no haría algo así.

Pues ya me dirás que hace dentro del bote. Es  imposible que  la cucaracha haya elevado  el pesado cristal pues sobrepasa los 350 g. Imposible que ella lo levantara para además quedarse atrapada, alguien debió introducirla.

Seguramente el trapo de cocina tendría la cucaracha y no la vieras, contesta. Respondo que yo entiendo que pienses eso, pero te digo y repito una y mil veces que estoy segura que dejé el trapo y el bote sin el  bicho. Además, sabes que antes de ir a la cama organizo la cocina.  Estoy segura, muy segura que ella no se hallaba cuando volqué el bote sobre el paño y además, jamás hemos tenido bichos en casa,  es muy raro que aparezca  una grande y dentro del frasco.

 

V

Analizando después el extraño suceso pensé que quizás debiera de haberla guardado “no como animal de compañía” sino para observarla, tenerla al menos un tiempo dado que había surgido de manera tan asombrosa,  pero claro,  eso lo pensé bastante después de desprendernos de ella.

Como no queríamos matarla discutimos un rato sobre qué hacer con ella, así que mi marido con mucha aprensión cogió trapo y frasco y la dejó caer al inodoro y seguidamente descargó la cisterna. Justificamos nuestro cruel acto a sus capacidades. Si es una superviviente y es tan resistente como dicen las investigaciones sabrá nadar y sobrevivirá.

Nunca he creído en las casualidades, que se dieran ambas situaciones, la frase que me hiciera despertar y la aparición de la cuca me obliga a buscar el significado.

En la cultura Egipcia el escarabajo “que es de la misma especie biológica” era venerado por ser símbolo de poder, de resistencia.

Las cucarachas son insectos muy fuertes, mucho más resistentes a la radiación que los humanos.

Según la revista “Nature” tienen una gran capacidad para desintoxicarse y su sistema inmunológico es altamente eficaz.

La literatura Kafka explora la sensación de convertirse en insecto y más recientemente el autor inglés Ian McEwan ha satirizado sobre el “Brexit” en su novela “La cucaracha”.

Borjes popularizó en su obra “libro de los sueños”, el texto de Chuang Tzu  del hombre que soñaba ser insecto o del  insecto que soñaba ser hombre.

 Y como  última cita el microrrelato de Augusto Monterroso que  explora ese mismo contraste entre realidad y sensación.

 

 

 

sábado, 8 de mayo de 2021

Agua viva




Ocurrió  un fin de semana en un paraje montañoso. Caminando por un polvoriento paso, bajo nuestros pies brotaba un  renacuajo manantial. Me hizo gracia ver que con  mi proximidad aumentaba la fuerza y salida del agua. Quise entonces hacer un video para grabar cómo el cuerpo humano influye y contacta con el mayor elemento que habita en nuestro cuerpo.  Entonces, al grabar la curiosa escena, no pude apreciar lo que vería en el ordenador una vez llegara a casa.

No sólo mi proximidad aumentaba la salida a borbotones del pequeño regato, sino que el acercamiento provocaba ondas vibratorias que cedían al alejarme. Es curioso como el magnetismo humano contacta con los mismos elementos pese a hallarse inmersos en medios diferentes.


 

miércoles, 3 de febrero de 2021

Aliens, nuestro presente futuro

Soy consciente que no toda la información en relación a ovnis y vida extraterrestre que circula por la red es cierta, pero parte de testimonios de personas que han tenido un avistamiento ovni  o un insólito encuentro sí lo fueron, de nada sirve mentir.  Millones de personas de toda escala social han presenciado fenómenos en los cielos, bien a plena luz del día o en las noches. La gran parte de encuentros no salen a la luz, no interesa hablar de un tema tan peculiar, pero cada uno de los que tuvieron la extraña experiencia saben que lo ocurrido fue real y para nada atribuido a episodios de delirio u otras calificaciones.

Hemos podido observar directamente sus avanzadas naves deslizarse por nuestros cielos, algunas incluso hicieron breve parada en tierra bien para hacerse ver o para realizar una breve aproximación o encuentro.

 Existe infinidad de documentación y videos donde las naves se sumergen  en lagos, océanos y mares. Otros se resguardan en zonas de gran altitud y temperaturas tan extremas  que nos resultaría si no imposible, si difícil la supervivencia en humanos. Parece ser que los seres que nos visitan poseen un organismo maleable capaz de resistir temperaturas extremas de calor y frío, a tolerar cualquier altitud, por alta que esta sea, así como adentrarse a profundidades de  varios kilómetros en mares y océanos.

Esta semana visualicé un video que al parecer fue  grabado por cámara oculta, supuestamente en Brasil. No especifica el lugar o proximidad. La grabación  me resultó  impactante y  desagradable.

Dos oficiales se dirigen hacia una base militar ubicada en una zona montañosa. Tallada en una de las enormes rocas se haya camuflada la entrada a un Bunker. Tras saludar a los oficiales que custodian entradas y salidas se dirigen a su interior. Es un refugio  subterráneo, oculto, aislado, escoltado  con diferentes registros y sistemas de seguridad.  Cogen un ascensor y tras bajar varios niveles subterráneos llegan a una planta  de la que salen varios pasillos y en cada uno de ellos hay varias celdas  custodiadas por compañeros. Sus gruesas  puertas metálicas  y  bastos muros  imposibilitan cualquier intento de huida.  “se deja entrever que algunas de sus celdas se hallan ocupadas por  seres alienígenas”.  Uno de los militares lleva una cámara oculta.

Ambos, antes de introducirse a una de las celdas se visten con traje “tipo EPI” de protección para evitar un contacto directo y posible riesgo de contagio. Entran a un reducido  habitáculo de escasos metros, pobre iluminación, casi a oscuras. Sentado en una silla y cabeza cabizbaja se halla el ser llegado de otro mundo.  

A cualquier ser humano le resultaría desagradable presenciar la escena,  incluso si se tratara de un reo condenado a muerte, pero más doloroso resulta ver a un ser alienígena capacitado, altamente  inteligente y evolucionado  sometido a aislamiento, oscuridad y soledad.

Me pregunté  qué sentiría hacia nosotros, qué tipo de pensamientos  ocuparán su mente durante  horas,  días y meses. Cuanto tiempo podría soportar  esta situación y el tipo de sometimiento y pruebas que posiblemente tenga que soportar.

Reflexioné  qué guía alimentaria siguen los Organismos que los tienen ocultos. Es una situación crítica, un grave problema. Sufrirá un radical cambio en su alimentación. Desconocemos cómo nutren sus organismos y cualquier alimento creado en nuestra civilización  pudrían provocarle enfermedades sobrevenidas.

 ¿Qué criterio siguen  el Pentágono,  la  CIA, la NASA  y Organismos Internacionales para evitar que fallezcan por inanición? No creo que  seres de otro mundo aprecien nuestra  dieta mediterránea ni valoren nuestra gastronomía.

La migración modificó la genética  de los  humanos, adaptó su sistema digestivo para poder digerir y absorber de los alimentos sus nutrientes. Paralelamente a la adaptabilidad humana fue modificándose la genética en los alimentos, fortaleciéndose para sobrevivir, adaptándose a las condiciones medioambientales y así la agricultura se fue ampliando y enriqueciendo  generando grandes variedades a través de todo el planeta.

Si consumieran los alimentos de nuestro planeta seguramente serían nocivos para su salud; entre ellos alergias,  intolerancias alimentarias y trastornos digestivos graves ante la falta de enzimas digestivos.  Las civilizaciones transportan  sus hábitos alimentarios. La migración porta consigo su cultura, sus habilidades adquiridas en la agricultura, sus técnicas culinarias y hábitos alimentarios. 

Posiblemente el metabolismo de un alienígena no asimile la mayoría de nuestros alimentos, en especial los elaborados, a excepción de algunas frutas y  verduras, aunque también cabria esperar que les resulten desagradable además de indigestas.  Es altamente probable que no toleren carnes, lácteos y derivados. Una ingesta forzada podría provocarles un daño irreparable.

 También es posible que no pueda soportar un ayuno prolongado  y mucho menos vivir tal calvario de encierro. Todo ello originaría un  deterioro general que llevaría a una muerte rápida, a no ser que estas entidades estuvieran diseñadas y programadas genéticamente de forma que pudieran subsistir un tiempo sin ingesta de alimentos o bien tuvieran diseño androide - humanoide que para mantener activo su sistema neuronal precisara un tipo de energía no basada en nutrientes alimentarios.   Si la especie alienígena “caída en desgracia” fuera muy avanzada, sus sentidos y la capacidad neuronal  podrían detectar componentes o nutrientes en insectos, aves y seres acuáticos o inclinarse por vegetales terrestres y/o acuáticos que podrían servirles de alimento.

En el futuro, cuando dejen de existir dogmas religiosos y se establezca una convivencia física entre seres de diferentes  mundos, la alimentación  habrá sufrido  tal avance que será fácil y rápido generar cualquier nutriente u alimento que cubra las necesidades de  cualquier tipo de raza estelar.

En la actualidad, mantener con vida a un ser alienígena en nuestro planeta supone alto riesgo para su vida por diferentes motivos además del alimentario.

Su aislamiento y ocultación al resto de la humanidad  estaría motivado por  varios criterios, pero el mayor de ellos es el terror, miedo del ser humano a lo desconocido.  Además sabemos que la realidad y presencia “una vez sea aceptada socialmente” provocará un radical cambio en las mentes de nuestra raza y ese cambio de pensamiento posiblemente lleve a la ruptura de dogmas religiosos y posibles enfrentamientos con sus emisarios e instituciones. 

Entiendo que las especies de diferentes planetas porten en su  organismo virus, bacterias y otros  microbios que podrían perjudicar gravemente a otras especies. Veo necesario el aislamiento inicial para proteger la vida de ambas especies, la humana y la del alienígena, pero no está bien someterlos  a un encierro prolongado alejados de todo cuanto hay en nuestro planeta.

Es sorprendente, me resulta increíble que demos un trato denigrante  a alienígenas cuyo nivel  de inteligencia es altamente avanzado “sería comparable a la de un mono con la de un ser humano”. Duele ver el trato que recibe un ser tan evolucionado, la manera tan primitiva de tratarlo cuando deberíamos actuar de manera diferente para obtener de ellos cualquier conocimiento que nos ayude a mejorar nuestras condiciones de vida. Facilitarle que pueda conocer las amplias razas que posee la tierra y sus culturas, nuestros diferentes estilos de vida. Mostrarle nuestras capacidades en el campo artístico, la variabilidad y alta sensibilidad evolucionada en los humanos. Nuestros conocimientos alcanzados en todas las áreas científicas, etc  

Si un ser de otro mundo ha sido capaz de llegar hasta nosotros, merece recibir protección y buen trato. Si hay aporte de conocimientos, la humanidad debería de valorar su aportación, además de ejercer sumo respeto y ofrecer reverencia.

 

ALIENS  Posibles etapas de civilizaciones avanzadas

Civilización tipo IV     Serían más o menos igual a la nuestra

Civilización tipo III    La Genética habría logrado combinar materia  orgánica (Carbono) con materia inorgánica (silicio)

Civilización tipo II     Lo mismo que la fase III solo que la genética regenerativa estaría integrada en las nuevas generaciones, además de generar nuevas  formas de vida

Civilización tipo I       Mayor desarrollo

Energía = Materia lo cual la Materia pasaría a ser Energía = no material (no se ven) entonces sería Energía con consciencia, Energía viviente no visible

Las guerras se originan por conflictos entre lo individual y lo colectivo. Al ser todo Energía habría unidad, lo individual no existiría

Civilización que no precisa ningún tipo de alimento

Alcanzarían la inmortalidad

Al ser todo energía, coincidiría lo individual y colectivo, todos libres y sin conflictos.

Sería una sociedad sin guerras, sin conflictos, alcanzándose la culminación del ser, la paz.


II     

Según su presentación  o llegada al planeta tierra cabrían tres posibilidades:

A- Presentarse ante los humanos sin previo aviso.  Nuestra respuesta inmediata sería de terror,  sentiríamos miedo a lo desconocido y unido a la  ignorancia en cómo  tratar a un alienígena nos llevarían en la mayoría de los casos  a un comportamiento  hostil  hacia los ellos “peligroso para nosotros- pues antes o después nos devolverán el intento de daño intencionado ”.  Es muy posible que puedan entrar en nuestra mente y lean nuestros  pensamientos y se  adelanten  a nuestro ataque aunque nuestras armas para ellos sean meros juguetes.

Lo normal es que no se sometan  a nuestros protocolos estandarizados por nuestra cultura, es muy posible que nuestro proceder protocolario le resulte absurdo.  Los humanos no realizamos protocolos previos ni pedimos cita a los monos cuando acudimos  al zoo.

B- Presentarse con previo aviso de llegada con mensajes telepáticos  dirigidos a un grupo de población, preferiblemente a Líderes Religiosos, Políticos y Dirigentes Militares de las grandes potencias. 

Si su imagen física antropométricamente fuera similar a la humana y además fueran agraciados físicamente: talla, musculatura, belleza de rostro y además su cabeza emitiera un halo de luz, nuestra respuesta inmediata “pese a desconocer sus verdaderos objetivos y sin saber si en su nivel evolutivo hay humanidad “sería la de darles un  recibimiento con Solemnidad y Litúrgica, procesando admiración y culto. De forma inmediata  los recibiríamos como si fueran Dioses.

Pero si son capaces de entrar fácilmente en las mentes de los humanos es más que probable que eviten el contacto de algunos Líderes  y Mandatarios Políticos y se inclinen por la selección de humanos según genética, cualidades y actitudes.

También en este caso podría ser que les recibiéramos sin Solemnidad, dándoles un tratamiento de iguales y “normalidad” "En este caso, el trato nunca sería muy normal ni de igual a igual".  Si llegaron aquí podrán comunicarse entrando en nuestra  mente y además hacerlo en el idioma que cada ser humano practica y supondrá que, en segundos, los aliens sabrán todo de nosotros, cómo somos, lo que pensamos, nuestro pasado, presente y futuro y sin embargo nosotros sabremos de ellos  lo que ellos nos quieran transmitir.

C-Es posible que algunas razas alienígenas no se hayan autodestruido y hayan superado cinco, diez o más miles de años. Entonces las largas distancias entre planetas, galaxias o sistemas estelares no serán problema y de manera desapercibida podrán observar nuestra evolución. Estarán presentes, seremos estudiados sin que nosotros los veamos, sin darnos cuenta ni percibir su presencia.

 

Según su aspecto 

A-Si es tipo humanoide: Nuestra percepción de las personas es instantánea, la mayoría de las veces errónea ya que  juzgamos por  la imagen, apariencia y expresión no verbal y según nos resulte más o menos agradable obtendríamos una presunción inmediata de similitud mental aunque esta no exista.

B-Si no es tipo  humanoide: En este caso ocurriría lo contrario, creeríamos una presunción de dificultad mental aunque tampoco exista. Puede ser que tengan una fisionomía muy dispar a la humana y sin embargo poseer mayor similitud mental.

Aún así, cualquier tipo de contacto, un “bis a bis” o encuentro cara a cara o bien a través de una  comunicación telepática sería de gran valor para toda la humanidad.

 

Según  su comportamiento

Si su comportamiento es similar al nuestro entonces serían  egoístas, los humanos correríamos peligro, habría que protegerse rápidamente.

No similar al nuestro: Bondad, Incomprensible maldad, Terror.  Vamos a ser positivos. Supongamos la posibilidad de que la raza alienígena que nos visita además de haber alcanzado gran avance tecnológico evolucionó con gran altruismo respetando la vida de seres de otros planetas, en este caso los humanos estaríamos de suerte.

Pero supongamos el caso que la raza alienígena que nos visita haya desarrollado gran avance tecnológico  pero que no haya desarrollado benignidad, que no les importe la vida ni el sufrimiento de otras razas “casi seguro que de manera inmediata o en corto periodo de tiempo nos daremos cuenta”, pero en cualquier caso, mal augurio para los humanos.

Por sus conocimientos

 Serían  superiores al nuestro porque de otra manera no habrían llegado.

Qué somos nosotros para ellos

 Pueden considerarnos seres  inferiores en estado evolutivo  “Lo más probable”.

Caso especial

Cabe la posibilidad que  el ser humano le resulte  indiferente o que tengan de nosotros una consideración que no cabe en nuestra mente. “Para un mosquito inteligente sólo seríamos comida”.


III

Reconocer nuestra situación real

Tarde o temprano tendremos contacto con razas alienígenas. Es probable que la mayoría procedan de nuestra vía láctea,  sólo es cuestión de tiempo.

El comportamiento de cualquier raza depende de los valores morales y no del avance tecnológico y el que vengan o no depende del desarrollo tecnológico alcanzado. Puede ser que algunas razas alienígenas hayan alcanzado alto grado de desarrollo tecnológico y en cambio muy poco  o nulo en desarrollo moral.

Se presenten de una u otra manera, tengan un aspecto y otro, su comportamiento sea benévolo o macabro, cualquiera de las razas alienígenas que nos visiten tendrán  conocimientos que nos llevarían siglos o milenios alcanzar. Por todo ello, considero que debemos ofrecer a cualquier ser que navegó entre estrellas y llegó a nuestro planeta un exquisito trato mostrando hacia ellos grandes muestras de humildad.

¿Por qué?  Porque ante cualquier raza alienígena que pise la tierra estaremos siempre en situación de inferioridad.    

Carl Sagan

La seguridad interior de posible vida extraterrestre indujo a Carl Sagan  a facilitar a los seres evolucionados de otros mundos la situación de nuestro sol y ubicación exacta de dónde nos  hallábamos los humanos dentro del universo.

De una manera gráfica basada en principios matemáticos cartografió dónde estábamos. No pensó en la posibilidad que el mensaje pudiera ser recibido por especies peligrosas, creyó que todos los seres inteligentes son benévolos. Posiblemente Carl Sagan no vio el peligro que algunas especies alienígenas  pudieran tener interés no por los habitantes del planeta, sino por los  recursos del mismo. No importándoles para nada la vida en la tierra.

Este contra-pensamiento al de Sagan se ha obtenido de las opiniones físico Stephen Hawking

En cuanto a la defensa de los derechos personales de los alienígenas habría que considerar que lo mismo que existe el pacto de defensa de los Derechos Humanos  “ONU 1948” se podría hacer otro de defensa de los derechos de los alienígenas para que todas las naciones del mundo se comprometiesen a darles un trato digno, pero para que fuese efectivo la defensa de los derechos de seres no humanos  también habría que establecer los derechos más generales del ser vivo, terrestre o extraterrestre, no solo racional, sino simplemente biológico, es decir abarcando animales, plantas y cualquier materia o energía sensible.

No creo que de la nada se pueda lograr un acuerdo tan amplio porque se requiere un movimiento mental que no existe.

Así como los derechos humanos necesitaron a la Revolución Francesa dos siglos antes, estos derechos del ser viviente necesitan antecedentes intelectuales y sociales que todavía no se han dado.

También está claro que a ese argumento y contra argumento hay que añadir otra consideración.  No es necesario el envío de un recóndito mensaje cifrado cuando ya hemos dado señales de nuestra existencia durante más de un siglo por medios de lanzamientos de artefactos espaciales y sobre todo por la explosión de bombas atómicas, no sólo las de guerra también las experimentales, ya en número de varias decenas.

La conclusión evidente es que no hemos sabido protegernos y que además les hemos demostrado que no nos importa que nos localicen.  Si este comportamiento conduce a que nos descubra una civilización benévola habrá sido muy acertado pero si por el contrario abre la posibilidad de que nos conozca una civilización malévola equivaldría a actuar como el gallo abriendo al zorro la puerta del gallinero.


sábado, 2 de enero de 2021

Sonata para elefantes

 

La conducta y respuesta de ciertos animales al  oír música clásica sugiere que son inteligentes y sienten. Ejercen recato y atención, el mismo respeto, y acatamiento que el que procesamos los humanos ante un concierto de música clásica.

Visualizado un video de youtube me sentí cautivada al ver el comportamiento de un elefante en campo abierto escuchando la música clásica interpretada por un pianista. Sentí ser invitada a compartir un mismo sentir, la misma emoción.

La armonía de notas musicales imanta su copioso cuerpo, se dirige sigiloso con la cabeza baja, y tiernamente “como evitando romper el delirio capaz de hacer vibrar sus emociones” vaga con paso delicado y, como si sus sentidos hubieran traspasado un horizonte y se hallara cercado en un lugar inhóspito, queda sumido en una pócima abismal.  Millones de fibras nerviosas de colosales orejas conmueven sus neuronas. Segundos después en calmoso silencio se aproxima poco a poco y, sin llegar a rozar el piano e intérprete plácidamente queda minutos observando la imagen del autor.

Respetuosamente, taciturno, la melodía lo empuja a danzar y balancear sutilmente su cuerpo. Mueve su cabeza con particular meneo y mientras zapatea dúctilmente sacude sus grandes orejas mientras una y otra vez su “probóscide” único órgano móvil expresa en silencio el único lenguaje que puede transmitir. Enrosca, golpea suavemente su trompa una y otra vez sobre la hierba mientras su colosal figura da breves y delicados pasos uniéndose al mismo compás.

Su inteligencia discierne el momento, su intensa inquietud profundiza dentro de su ser. Conmovido, ante la incapacidad de poder expresar lagrimea al igual que llora el ser humano al sentir la emoción ante notas musicales capaces de adentrarse en lo profundo del  alma.

 

miércoles, 21 de octubre de 2020

La quimera de los deseos

 

Hoy, en mi sueño hablé con un ser invisible. Le expresaba mi dolor al presenciar día a día el mundo que hemos modelado, angustiada al  apreciar el tormento al que le hemos sometido.

Mostré también el temor a que el planeta tierra sufriera de manera inesperada una catástrofe de grandes proporciones. Nuestros dirigentes ¿qué comportamiento tomarían hacia la población ante tal evento? ¿Cuál sería mi reacción - cómo respondería? carecería de sentido salir, huir, además no habría lugar seguro donde resguardarse y, si lo hubiere ¿dónde se encuentra ese lugar- acaso ciudades y pueblos se hayan preparados para proteger y abastecer por décadas a millones de ciudadanos?  La estampida de sujetos saliendo de sus hogares ¿qué sentido tendría? Entonces, si no hay defensa, refugio, seguridad ni salvación por que el mundo agoniza ¿a dónde vamos corriendo-a qué tanta prisa?

La rápida evolución generó en los humanos prepotencia, actuando con frialdad, arrogante e indolente minimizó riesgos y desoyó los clamores de auxilio de la naturaleza priorizando “la quimera del bienestar”. Tras siglos ignorando los daños de su ecosistema, herida y desatada se hace ver y oír violenta.

Sería un impacto tremendo y en segundos sin poder evitarlo el terror desbridará la jaula sellada de nuestro pecho y dejará volar veladas añoranzas  y efímeros recuerdos. Pero ya será tarde para todo, porque para entonces, el tiempo será impalpable, no ocupará lugar, de nuevo volveremos a ser elementos, sin restos, recuerdos ni gloria para nuestra madre tierra.

Cuando llegue el momento, ante el pánico generado ¿cómo reaccionaré? quedarme en casa “sería lo deseable y más acertado”…pero  los grandes desastres se presentan de manera aplastante, sin avisar, y de un certero golpe ¡ZAS! solos estaremos en absoluta oscuridad y, sin mediarlo ni poder evitarlo ocuparemos el único asiento en gran sala para ver de manera veloz aquellos momentos, rostros y actos que más calaron  en nuestra vida. Vacíos e inmersos ante inminente catástrofe seremos público y actor  de nuestro pasado y nuestro propio exterminio.

Y su voz varonil responde…cuando llegue el día centra y dirige tu mirada al punto de luz más potente cuya fuerza veas que te ciegue. Sentirás navegar a través de la luz,  no cierres los ojos, al poco tiempo esa luz cegadora irá dejando paso a la oscuridad y  entonces comenzarás a distinguir. Visualizarás lo no visible a la percepción humana. Entre millones de universos, verás enjambres de iluminadas esferas, es la luz de la oscuridad, como si te hallaras en un tenebroso bosque iluminado de luciérnagas.

Un grupo de Universos se aproximará a ti en situación vertical rozando sus polos. Son Universos donde en sus millones de galaxias existen planetas que contienen idénticas características a las de la tierra y en esos planetas también te hallas tú. Los Universos son tan bastos, que la naturaleza realiza réplicas, copias exactas. Tu presencia se halla replicada en planetas de diferentes galaxias tal como eres hoy en el planeta tierra.

En la misma Vía Láctea donde te hallas  existen cientos de mundos donde sus  condiciones son exactas a la tierra y existe la replicación al igual que en el resto de universos.

Mira responde, la reproducción exacta de seres vivos se origina en mundos  donde coinciden un grupo de  casualidades; hallarse en zona habitable,  mismos componentes acuáticos y terrosos, la misma composición de gases en su atmósfera con la coincidencia precisa de los  mismos elementos físicos, igual que en la tierra. En los Universos que ves frente a ti, existen millones de galaxias donde hay millones de planetas donde la naturaleza replica de manera  minuciosa al mismo ser.  Al encontrarse en mundos diferentes en cada uno el desarrollo y evolución  toman caminos distintos, son identidades biológicas idénticas con diferentes destinos.

La extinción, replicación y renovación es constante en el Cosmos.

Entonces una de las bolas que formaban el pilar se desplazó, salió del grupo y se aproximó  hacia mí, y de nuevo, su voz masculina habló: ahora podrás ver una versión de ti, te verás en otro mundo…y de súbito, me hallé en otro lugar.

Transparentes y mullidas nubes bajaban a acariciar las siembras mientras su distante estrella gigante roja bufaba tibios soplos anaranjados acunando vientos puros.  Me vi de pie frente a un extenso campo de flores y sentí al aire, la luz y la suave brisa de aquella fresca mañana rozar mi piel en mi primera inspiración.

Entonces, me percaté que mi talla no correspondía…algo no encajaba, las flores que me rodeaban superaban con creces mi estatura, entonces observé mi cuerpo y quedé paralizada al verme vestida de niña, sentí ahogarme, mis latidos cardiacos brincaron al contemplar que mis diminutos pies vestían calzado infantil…perpleja, sin  comprender nada me repetía "hace tiempo que pasé esa etapa, soy adulta" ¡por Dios! ¿Qué hago vestida como si tuviera tres años? Ante la rara expresión y extrañeza de gestos oí voces femeninas reír.  Un gran  grupo de mujeres recolectaban flores.  Me llamó la atención que mi presencia no despertara sorpresa, sentí formar parte del grupo y me pregunté ¿Cómo puedo pensar y razonar como adulta teniendo el cuerpo de una niña?

Y entonces se me escapó la pregunta... Si hay millones de universos y en cada uno de ellos hay enjambres de galaxias y en cada galaxia hay miles de millones de estrellas y en cada estrella puede haber cientos, miles de planetas cuyas condiciones son iguales a las del planeta tierra y sus formas de vida se replican ¿puedo saltar a otro mundo y ver una copia de mi?  Y responde: la materia de cada una de las réplicas de cualquier tipo de vida se extingue. Al separarse materia y energía queda libre la luz. La energía, es luz, la luz es vibración y la vibración es color. Vosotros acabáis de descubrir la comunión del espín, el contacto entre partículas idénticas, o contacto entre partículas replicadas en las que contactan pese a hallarse ambas  separadas de largas distancias, la llamáis “efecto fantasmal”. Ahora, en este instante puedes recordar y volver a tu vida en la tierra, pero si deseas la oportunidad de pasar a otro mundo, si quieres dar el santo y vivir otra experiencia, tu aprendizaje  anterior se extinguirá y en el planeta tierra quedará liberada tu estela de luz que migrará buscando su spin en el oscuro universo iluminado por nimias candelas.

Entonces no recordé mi anterior vida ni añoré al planeta tierra, sentí como si mi pasado no hubiera existido, como si mi origen formara parte del nuevo mundo. Recuerdo sentir por un instante un inmenso agradecimiento hacia  a ese ser al darme la oportunidad de vivir en un mundo evolucionado donde se respiraba paz en inmensa calma.

Y al despertar hablando de mi sueño a mi marido le digo:

Perdóname…si alguna vez tengo la posibilidad de irme con seres de otro mundo lo haría sin dudar pese a saber que tendría terror al contacto inicial. Quisiera tener la oportunidad de realizar muchas cosas…soy consciente que ya no podré alcanzarlas  en este mundo.

Haber, responde; ¿dime, qué desearías hacer?...las barreras no existen, no son reales, las ponemos nosotros ¿qué hubieras deseado hacer y no hayas logrado? Y comienzo mi retahíla de incumplidos deseos:

Pues te enumero: De todos mis deseos a realizar sólo he cumplido dos y siendo adulta.

En otra vida estudiaría desde muy niña pintura y escritura para hacerlo mucho mejor. Modelaría, realizaría esculturas. Estudiaría violín, piano y a tocar el arpa pues es un instrumento mágico, me gustaría componer mi propia música y dirigir mi propia orquesta. Estudiaría varios idiomas. Estudiaría biología vegetal para tener mayor contacto con las plantas, desentrañar su evolución  y por último estudiaría veterinaria y psicología animal para entender su lenguaje y necesidades.

¿Desearías algo más?

Pues sí, desearía no vivir en un espacio tan reducido estando rodeados de tantos mundos por conocer.

Desearía viajar, conocer físicamente planetas junto a entes de otros mundos cuya  única propiedad compartida sea el medio de transporte que facilite vivir y deslizarse por el cosmos. Conocer, compartir avances y conocimientos adquiridos por entidades de otros mundos. Poder contemplar las infinitas y maravillosas variedades genéticas que puedan darse en seres vivos y, especialmente en el reino vegetal.

Y como mayor deseo lograr la comunión, simpatía y empatía con seres evolucionados de otros mundos.

¡Pero claro! los sueños, sueños son. En ellos hay ficción, ilusión ¿pero quién sabe? quizás la fantasía cobre realidad.

miércoles, 15 de julio de 2020

Betelgeuse





De madrugada, alrededor de las seis A. M. me despertó una voz masculina, emitió sólo una palabra de manera clara, muy cerca del rostro como si pretendiera despertarme con su palabra.  

A esas horas matutinas no recordaba haberla oído o leído por lo que en ese instante me pareció carente de sentido. El hecho curioso y extraño rompió el hilo del plácido sueño.


Para no levantarme tan temprano y a la vez, no olvidar el nombre, la estuve repitiendo hasta las 6.30 P.M., hora en la que se levanta mi marido.


Y antes de alzarse le comento: apunta esta palabra  "Betelgeuse" y pregunta, ¿por qué?


Le comento: A las seis horas me despertó una voz clara, masculina y sólo pronunció esa palabra, escríbela para después buscar que significa, y él, un hombre culto de mente lúcida a cualquier hora del día, comenta, tranquila, el nombre existe y es el nombre dado a una estrella. No obstante anotaré el nombre de Betelgeuse para que realices búsquedas.


Una vez tomado el desayuno busco en Wikipedia. Leo las características,tamaño. Es una estrella gigante roja con un comportamiento extraño. Su temperatura fluctúa y lo hace en tiempo relativamente corto, al tiempo que a la vez reduce la emisión de luz,  la separan de la tierra más de 600 años luz.


Y entonces en mi mente fantástica me pregunto si el ser de aquel raro encuentro del año 2012 quisiera decirme de alguna manera el lugar de su procedencia o advertirme de un acto importante  a suceder en el efímero periodo de mi existencia, pero ¿por qué ahora después de tantos años y no antes?


¿Y por qué sólo esa palabra? Ya puestos a transmitir un mensaje podría haberme facilitado mayor información.


Instintivamente sentí el desarrollo de vida inteligente y altamente avanzada en planetas situados en zona “ricitos de oro” de la poderosa estrella Betelgeuse que junto a otras estrellas forman la constelación de Orión o también llamada constelación del cazador.

lunes, 11 de mayo de 2020

Otto y el cielo de hojalata



 I

Otto ya de bebé percibía el mundo de forma muy particular. Allí donde su madre veía una sencilla flor, el sentía su aleteo al acercarse a contemplarla. Rodeado de un mundo diferente, a falta de amigos con los que jugar, su mente fue guía, compañera y amiga.

Otto vivía en un pequeño poblado de sólo tres casas. Una estaba deshabitada, en otra vivían un par de ancianos y la casa donde Otto vivía con sus padres.

Su padre trabajaba cuidando un rebaño de unas cien ovejas y salía de casa muy temprano.  Otto apenas conocía su voz. Su madre se ocupaba de atender sus necesidades, además de cuidar una pequeña granja en la parte trasera de la casa.

Otto estaba siempre hablando consigo mismo, su mente estaba muy ocupada y cuando hablaba era muy poco, lo estrictamente necesario con su madre. Allí era el único niño, así que su creatividad fue creciendo siendo su mejor aliada. 

Antes de ir a la escuela

Otto debía recorrer un largo camino de tierra que le conducía  a la escuela más cercana.  Allí llegó el primer día con su madre, el resto de los días iría solo por un camino silencioso, junto al despertar  de aves y árboles, al que se unía el llanto del lobo.

Lo primero que descubrió a la salida de casa en su segundo día de escuela fue, que sus pasos eran seguidos por pequeñas luces, que a modo de velas, iluminaban el camino. No conocía sus nombres, pero su mente trazó un bosque nocturno iluminado y se dejó guiar seguro y respaldado. Empezó a desear estar junto a ellas, formar parte de la bella cúpula estrellada. Pensaba que quizás algún día pudiera estar alto, muy alto para iluminar y guiar su pequeña aldea.

Su primer día de escuela

Otto sintió que el mundo se había roto. Todo nuevo, todo diferente, tantos niños para poder jugar y ver tanta gente provocan un duro golpe a soñar despierto.

Una vez empieza la profesora a darles las primeras pautas de clase, vuelve a sus recuerdos y sin recordar que está en la escuela, comienza a imaginar cómo estar en el firmamento.

Otto va todos los días a la escuela y le cuesta prestar atención. Sin darse cuenta de que está en clase, fija día tras día su mirada al cielo. ¡Otto! Le grita la profesora. No estás aquí: Haber, dime ¿qué estás mirando? y él se asusta de verse ser el centro de burlas, risitas y codazos.

Sueños y anhelos

Otto cuando llega la noche, piensa en las luces del sendero. Se despierta a la mañana y sin saber cómo, descubre que mientras está en sueños sus manos anduvieron ocupadas. Hay en el suelo una bella cometa de papel, las hojas utilizadas pertenecen a uno de sus cuadernos.

Un día en clase la profesora, habla de inventos que vuelan, de metales que cubren los cielos. Son aparatos usados para el descubrimiento, dejaron de ser útiles para el espacio y se les deja abandonados en el firmamento. Otto despierta de su letargo, presta atención a la clase y finalmente pregunta que metal es el que está cubriendo el cielo. La profesora no desea alargar la clase y termina la posible sucesión de preguntas ante las risas de la clase respondiendo “son de hojalata”. Hay un arranque de burlas. Es la primera vez que escucha, la primera vez que pregunta y la respuesta de la profesora y burlas en clase frenan su curiosa necesidad a conocer de cerca un cielo de chapa blanqueado.

Otto no quiere ver destruidas las luces que le guían y dan fortaleza a sus pocos años. Duerme y sueña limpiar el espacio.

A la mañana siguiente su madre le despierta y le dice ¿de quién es el juguete de lata que hay en el suelo? Otto no comprende lo que su madre dice y no responde, da un brinco, baja de la cama y ve que hay una cometa grande que emite bellos destellos. La observa, la ve preciosa. Finalmente piensa que no servirá para volar porque es de metal.  Piensa…y cree que pudiera ser él quien en sueños tejiera la hojalata, pero no lo cree posible pues sus pequeñas manos no tienen suficiente destreza para moldearla.

Otto va a la escuela y es objeto de atención. Arrastra orgulloso  su hermosa  ave de alas grandes siendo motivo de tumulto y alboroto. 
Rodeado de compañeros que se agolpan para ver y tocar su radiante trasto, le preguntan ¿de quién es la cometa? y Otto dice tímidamente, sin levantar mucho la voz que la ha hecho él. No puede decir que la encontró al despertar de su sueño. Terminan riéndose, los metales no vuelan ¿de qué te sirve el aparato?

Llega la profesora y tira por la ventana la cometa. No entiende de donde ni como  ha conseguido un juguete inútil pero muy bien realizado. Otto observa su mirada ceñida y termina por seguir dando la clase tras el alboroto.

Otto sale de la escuela rápido, desea evitar que se la quiten o destruyan. Sus compañeros se adelantan y antes de que lleguen a tocarla, la cometa alza el vuelo y comienza a elevarse. Otto al ver que no está siente un fuerte dolor, sus compañeros miran al cielo y la ve ir serpenteando. Cuando Otto decide tomar camino de vuelta al poblado la cometa cae junto a él y van juntos a casa volando.

Al día siguiente la profesora habla antes de iniciar la clase del asunto y refiere explique Otto el origen de su artefacto y le pide salir al escenario. Otto no sabe que contestar pues esa misma noche en sueños, sus manos tejieron un hermoso avión de  hojalata, así que se limita a sonreír porque no entiende nada. Tampoco puede decir lo que le pasa porque se burlarían de él. Al cabo de varios minutos su cara está roja, es el centro de ojos burlones, así que sale del apuro y corre al asiento de clase "bueno... vemos que guarda celosamente  a su artesano" responde la profesora; cree incapaz a un niño de crear tales juguetes.

Otto sigue soñando y cada mañana trae consigo un nuevo chirimbolo. Su madre no comprende, la habitación de Otto está repleta de chapas artesanas que surgen de la noche a la mañana en forma de mágicos juguetes.

La ausencia

La madre de Otto acude como cada mañana temprano, tropieza, tiene que ir apartando para acercarse a despertarlo, su cuarto está repleto, no caben más peleles. Otto no duerme ni está en su habitación. La madre, cree que pudiera haberse levantado antes y lo busca en casa y alrededores. Angustiada espera la llegada del padre, piensa que si no está con ella pudiera haberse ido temprano con él...pero regresa a la noche solo, vio por última vez a Otto en penumbra dormitando.

Dan parte del suceso a las autoridades del pueblo donde está el colegio. En su búsqueda acude todo el pueblo, buscan a Otto y sus sueños. Al acercarse  al colegio quedan sorprendidos al ver que las aulas emiten bellos destellos que manan cientos de juguetes de mineral plateado.

El director del colegio no sale de su asombro, llama a su profesora para que diga cómo es y si sabe dónde encontrar a Otto.

Otto no aparece. Cuando sus padres regresan a casa destrozados van a su cuarto y lo encuentran vacío de latas, cometas y artefactos.
Los juguetes del colegio quedan a la espera de que alguien aclare su origen y reclame, pero al pasar el tiempo son los niños quienes hacen uso de los sueños de un niño que estuvo en clase poco tiempo y dejó simientes para alcanzar el mundo de los sueños.

Pasa el tiempo y la ausencia de Otto está presente.

Un día surge un comunicado: No sabemos qué ha pasado ni como se ha producido pero todos los satélites y materiales que bordeaban la tierra, han desaparecido. Hemos contrastado los datos antes de dar la noticia: el cielo que cubre la tierra está limpio de artilugios y metales. Además hay otra noticia curiosa: Pilotos de varias líneas aéreas de diferentes países han visto a un niño pasear por la bóveda celeste.

Dicen que por las noches ven  al niño de las cometas acunado en una estrella, deslizando su luz hacia caminos, poblados y menudas aldeas.